UN TÉ DESTEINADO (OVILLEJO ALITERATIVO)




Ahora mismo te traeré

un té,

que, aunque sé que no te tienta,

te sienta

incluso mejor que bien,

fetén.

Te lo hago en un santiamén;

me voy pronta a la cocina

a hacerte un té sin teína

¡Un té te sienta fetén!

DESIDIA ESTIVAL





Tengo calor. Me invade la desidia
y la abulia ha minado mis neuronas.
¿Dónde vas, voluntad? ¿Por qué abandonas
a esta pobre escribiente?¡Cuánta insidia!

No esperaba de ti tanta perfidia;
no quieres dialogar y no razonas,
te vas sin un motivo, me traicionas…
No te imaginas lo que me fastidia.

Mi estado general es deplorable,
camino sobre un campo de rastrojos,
lo que era inspiración, es un erial.

El día se me antoja interminable,
humedecen las lágrimas mis ojos
y os puedo asegurar que estoy fatal.

Este fuego estival
me tiene aletargados los sentidos
y hay un raro zumzum en mis oídos.

AL ÍNCLITO LECTOR



Al ínclito lector que aún me sigue,
le dedico un poema inusitado,
con glosario pulido lo he labrado
y espero que al leer no se fatigue.

Aunque en léxico culto me prodigue
-porque soy una fémina leída-
escribo mis poemas complacida,
sin que a usar diccionario ello me obligue.

Impetro caridad para conmigo
si juzgáis que he pecado de estulticia
y podéis comentarme con franqueza

si os hice sonreír. Si lo consigo
tras haber puesto a prueba mi pericia
quedará demostrada mi destreza.

Perdonad mi torpeza
si queriendo obtener una sonrisa
quedé como pedante o de esa guisa.

EL SINUETO

Antes, nunca en la vida, me enfrenté al sinueto,
lo veo complicado, complejo y laborioso,
es bastante intrincado y una pizca engorroso,
así que voy servida si me enfrento a este reto.

Al menos el soneto, mi estrofa preferida,
es menos riguroso, lo tengo dominado,
pero este es tan curioso que a hacerlo me he lanzado
y, aunque nada prometo, allá voy decidida.

Aunque empecé con brío, no acabarlo temí
la cabeza me duele, se me nubla la vista,
siento un escalofrío… pero llegué hasta aquí.

¡Ay!, ¿Quién me manda a mí meterme en este lío?
Por hacerme la lista me va a dar un telele,
mas ya lo conseguí. ¡Menudo desafío!







¡A LA PLAYA!





En la orilla empezaba a chapotear
entonando una alegre cancioncilla,
me sentía feliz como chiquilla
que por primera vez entra en el mar,

y mi madre me dio para almorzar
un rico bocadillo de tortilla
que me comí, ligera cual ardilla
pues quería después irme a bañar.

Pero acabé y ¡qué desilusión!
No me dejó meter ni un pie en el agua
pues tenía que hacer la digestión.

La cosa no admitía discusión,
sudando como herrero en una fragua
la orden acaté sin dilación.

¡Menuda diversión!
Por la noche mi cuerpo entero ardía
y de la espalda fuego me salía.




.....

SIN VOLUNTAD




No tengo voluntad y eso me pesa
pues la quisiera fuerte como roca;
tenacidad no tengo o tengo poca,
aunque me hago a diario la promesa
de mantenerme firme en cada empresa
que ambicione de ahora en adelante.
Me lo juro en este mismo instante
en el que permanezco tan estática
que la cosa deviene problemática;
¡voy a dejar de ser una inconstante!

¡LO ENCONTRÉ!



 Dadme albricias, amigos, lo he encontrado
tras semanas de búsqueda incesante;
agobiada, aburrida y anhelante,
me decidí por fin, ¿habré acertado?

Es un ático dúplex lo que he hallado:
una terraza atrás y otra delante,
muy amplio, luminoso y elegante,
casi como lo había imaginado.

Ahora lo que da miedo es la mudanza,
el caos se avecina, ¡qué jaleo!
me pondré a la faena sin tardanza:

a liar y empaquetar lo que poseo
con el ánimo lleno de esperanza:
¡Que sea para bien es mi deseo!

BUSCANDO PISO



Desesperada estoy, no encuentro piso
y buscando las horas me las paso
ya he visto más de mil, pero es el caso
que no consigo aquel que yo preciso.

Los pisos que visito los reviso:
este es un poco viejo, ese es escaso…
cansada estoy, fracaso tras fracaso,
y es que ansío encontrar el paraïso.

Quiero un lugar bonito y espacioso,
donde entre bien el sol, sin ser ruidoso,
en una zona céntrica y preciosa
llena de árboles verdes, luminosa.

De momento la prospección no cesa:
yo sigo en mis pesquisas cual posesa.


CAPÍTULO SEGUNDO




Antes de colocarle ningún título
comienzo, sin pensar, este soneto;
a la métrica y rima me sujeto
mas deseo empezar otro capítulo.

Doy un giro energético y profundo
que renueve la fórmula poética;
llegó la inspiración, casi frenética
y apareció el capítulo segundo.

He cambiado las rimas porque quiero
eludir estructuras tan estáticas,
tratando de buscar nuevo camino.

Me he lanzado al soneto, mas prefiero
sortear esas reglas antipáticas
que, en realidad, me importan un comino.


MI CORAZÓN


Toma mi corazón, te lo ganaste
con tu sonrisa abierta y genuïna
que alumbra mi camino y lo ilumina
desde el mismo momento en que llegaste.

De mi hastío y mi abulia me libraste
con tu forma de ser, que me fascina,
con tu voz tan alegre y cantarina
diste un vuelco a mi vida y la cambiaste.

Contigo miro el mundo y me parece
de un cálido y sutil color de rosa
ornado con estrellas de colores.

Mi alma entera de gozo se estremece
al sentir que una fuerza poderosa
me mantiene alejado de temores.

Quiero que te enamores
con tanta intensidad y tal pasión
que me guardes por siempre el corazón.

......

FELIZ (CREPUSCULAR)




Sintiéndome feliz como una niña,
al contemplar el sol crepuscular,
alejada de mí cualquier morriña,


recordaba momentos que, al pasar,
en mi vida sembraron alegrías
y así seguí, dejándome llevar.

A mi mente llegaron poesías, 
versos alados, nueva inspiración...
conducido por estas fantasías
el gozo se instaló en mi corazón​.




DON COPIÓN

Don Copión está empeñado
en dárselas de poeta,
mas le sale mal la treta
y al fin queda señalado.

Quiere expresar sentimientos
muy profundos e importantes
con palabras abundantes
y vocablos opulentos.

Lo intenta con gran denuedo,
con intrepidez y arrojo,
mas lo que escribe es tan flojo
que a nadie le importa un bledo.

Le cuesta reconocer
que su sintaxis es pobre
y aunque la gana le sobre
no tiene nada que hacer.

Construye versos absurdos
con léxico harto dudoso,
y el resultado es penoso
porque son zafios y burdos.

Al ver que no encuentra forma
de conseguir nada bueno
busca en el trabajo ajeno
y con copiar se conforma.

Pero Google, que es chivato,
ha dejado demostrado
que el poema publicado
era de otro literato.

¡Qué bochorno y qué indecoro
haber caído tan bajo;
si no merecía el trabajo
la pena de su desdoro.

¡Ay, señor, qué tontería!
Si es que no hay necesidad;
¡Qué tamaña necedad
es plagiar la poesía!

OCTAVAS ITALIANAS AGUDAS



Como quiero probar nuevas estrofas

hoy me pongo a escribir la octava aguda;

avanzo confiada y sin ayuda,

pues es esquema fácil de seguir.

Llegados a este punto, un verso libre;

acto seguido busco un pareado

que no resulta nada complicado:

victoriosa del lance he de salir.


No quiero que se quede solitaria

mi octava tan sesuda y genuina

veraz, franca, real, sensata y fina,

explicativa y simple, mas sagaz.

Es por eso que sigue este rosario

de adjetivos que cumplen la estructura

espero que entretenga su lectura

y que os haya causado algún solaz.



LOS PEQUEÑOS PLACERES COTIDIANOS


Pintura de Francine Van Hove


Un delicioso té, un libro abierto,

de porcelana un cuenco entre las manos,

placeres muy pequeños y livianos,

con los que ,sin embargo, me divierto.


No es nada de importancia, pero es cierto,

estos son mis deleites cotidianos,

siempre están a mi alcance, tan cercanos,

que en un rito diario los convierto.


El tiempo se detiene y permanece

anclado a mi costado; es la magia

de crear un instante grato, intenso.


Opino que un soneto se merece;

vuela la fantasía y me contagia

convirtiendo lo nimio en algo inmenso.







REINTENTANDO LA SILVA



De nuevo estoy aquí
puesto que odio quedarme en la estacada
por eso, y aunque no me juego nada,
a la silva volví.
Empecinada soy como el que más
y no me gusta que se me resistan
pero por lo demás,
como sé que las cosas se conquistan,
no desisto jamás.
Si el movimiento se demuestra andando,
de todos es sabido,
que las rimas se han de aprender rimando
¿que no tienen sentido?
poco a poco iremos afinando…
El caso es dar el paso
ponerse en la vereda es el camino
¿y qué si me retraso?
algún día llegaré a mi destino.

A LA OLA DE CALOR (SONETILLO)


Tengo el aire a toda mecha
-tres o cuatro bajo cero-
de congelación me muero
y al cielo me voy derecha.

Pero es que estoy tan maltrecha
que esta ola no la supero,
¡ay!qué calor traicionero
me siento medio deshecha.

Que a mí me gusta el verano
con su calorcito suave,
pero se le ha ido la mano.

La cosa empieza a ser grave,
esto resulta inhumano.
¡Ojalá que pronto acabe!




HELADO DE CHOCOLATE



Confieso aquí mi adicción

al chocolate más puro

sea en natilla o sea del duro

es mi dicha y mi pasión.


En cuanto el verano llega

me lo preparo en helado,

me sale que ni pintado;

y si con licor se riega

se resuelve una gran pega

pues ya no se cristaliza,

-cosa que a mí me horroriza
-
permanece tan cremoso

que resulta milagroso.

¿Sabes cómo se realiza?


Haz primero unas natillas

con leche, azúcar y huevo,

añádele nata luego

batida con las varillas

-resultarán muy sencillas-

No olvides el chocolate

y, una vez rallado, bate

hasta que esté amalgamado

y una crema haya formado;

el licor, como remate.


Mételo al congelador

sin dilación, de inmediato,

y muévelo a cada rato

para que salga mejor,

-con cuchara o tenedor-,

y cuando esté bien helado

y compacto haya quedado

te sirves una porción:

te embargará la emoción

y quedarás extasiado.









OXÍMORON


Hoy me siento perversa o a la inversa,
ando tranquilamente alborotada,
hablando sin cesar, pero callada,
estoy muy concentrada, aunque dispersa.

Tengo momentos de cordura loca
y me gusta en la noche el sol que brilla,
me siento mar adentro aun en la orilla
y es que estar en lo cierto me equivoca.

El caos en mi mente está ordenado
en armónico embrollo; mis ideas
danzan quietas, de modo que parece

que no están, que el cerebro se ha apagado
que no hay ni inspiración, ni cefaleas
y así temo que acabe cuando empiece.

Lo que nace, perece.
Os confieso en voz alta este secreto
en discurso ampuloso, pero escueto

PANARRA


Panadera como soy
al pan le escribo una oda
ser panarra está de moda
y ya horneé lo de hoy.

Vivo pensando en la masa
y en la harina que me gusta;
de levadura, la justa,
o el fermento se nos  pasa.

Espelta, trigo, centeno,
todas hacen un pan rico
es muy amplio el abanico
y el resultado es bien bueno.

Ahora que llega el verano
lo que más temo es el horno:
es espantoso el bochorno
que da ser un artesano.

Ya lo decía el refrán:
no duelen palos a gusto,
así que yo no me asusto
y seguiré haciendo pan.

METÁFORA


Es azúcar y es canela
para mi verbo oxidado,
es el sabor especiado
o el sueño que se revela.
Es como luna que riela
confiriendo tenues brillos
a los poemas sencillos.
Metáfora es sinrazón,
dechado de inspiración,
es encaje de bolillos.





MUJER EMANCIPADA



Imagen de la red

¿Y si hablamos del trapo y la bayeta,
la mopa, la fregona y el cepillo?
 Mi plan de cada día es sacar brillo
y obtener la limpieza más completa.
Persiguiendo lo efímero con ganas,
el polvo se ha tornado mi enemigo,
así, si eliminarlo no consigo,
se frustran mis empresas cotidianas.
Un trauma se apodera de mi mente
y quedo sin pensar, paralizada,
llamando a mi psiquiatra en modo urgente.

Doctor,¿por qué me siento tan frustrada?
mi morada está limpia y reluciente
y yo ahíta de todo y muy cansada…
¡Mujer emancipada!
Ama de casa soy, trabajo fuera…
¿Me siento realizada?¡Qué quimera!


HOJAS DE OTOÑO


Han tejido una alfombra de colores
las hojas, con sus tonos tan variados,
tan alegres, tan bien amalgamados,
que a la vista resultan seductores.
El bosque es una rara maravilla
cuando el sol brilla
y en movimiento,
si sopla el viento,
se arremolinan
o bien se hacinan…
parece que jugasen a su aire
con soltura, con gracia y con donaire.

LA PRINCESA ALEGRE

En un castillo sombrío
una princesa vivía
sin risas ni algarabía,
pues era lóbrego y frío.

Un preceptor la enseñaba
corrigiendo con firmeza
porque era de la realeza
y mucho de ella esperaba.

La princesa era festiva
y, no habiendo nadie alerta
se le ocurrió abrir la puerta
de una manera furtiva.

Y se fue al pueblo a buscar
gente jovial y bromista
divertida y optimista
para alegrar el lugar.

Juntos volvieron cantando
con risas y cuchufletas…
algunos eran poetas
y hasta iban recitando.

Cuando vio su preceptor
la muchedumbre en palacio
se le cayó el cartapacio
y exclamó: ¡Cielos, qué horror!

Y se fue a ver al monarca
con su ceño siempre adusto
manifestando disgusto
al ver allí a aquella jarca.

Pero el rey a la princesa
encuentra tan sonriente
jugueteando entre la gente,
que al mirarla se embelesa.

-Si para verla gozosa
tengo que abrir el palacio,
lo haré, aunque seas reacio.
¡Yo quiero verla dichosa!

Y al preceptor desabrido
le ha dado tal pataleta
que se fue a hacer su maleta
y del castillo ha partido.





PAN



Tengo una nueva afición
que consiste en amasar,
formar y dejar levar
el pan, con gran devoción.

Me satisface un montón
verlo subir en el horno
-mejor que una peli porno-
mirando con emoción.

Cuando ya está terminado
con su greña bien abierta,
tan crujiente y tan dorado,
abro del horno la puerta...

¡Y de modo exagerado
el hambre se me despierta!